miércoles, 13 de noviembre de 2013

Consolarme



Consolarme con el viento
que activa mis pestañas
y eriza mis tristezas.

Consolarme con tu ausencia
e inventar frase de un remolino
insurgente por el sollozo
claro de la mañana en despedida.

Consolarme en pasado perfecto
y prohibirle a mi humor acuoso
que no actúe y se detenga en
el borde del principio boreal.

Consolar a mi propia traición
esa tentación de encontrarte
y de buscar en el bosque
el arco iris que me lleve
de regreso hasta ti.

Autor: Nikolás Ramsu
Leído en: Comienzo boreal de una mañana. Fundación Editorial El Perro y la Rana.

1 comentarios:

ELENA MONTANER dijo...

Bellísimo poema amigo del alma...

Publicar un comentario

 
;